Reseña: historias minúsculas, de Bettie Pathway.

19:40


Dónde conseguir: Cuaderno de Retales.

Sinopsis.

Un sabio español dijo una vez que el hombre no tiene naturaleza, sino historia. Tal vez no tenga historia, sino historias, escritas así, en minúscula: insignificantes, intrascendentes, cotidianas. ¿Y si probamos a contarlas?



Análisis.

Empecé esta lectura como una de las primeras del año básicamente porque tenía muchas ganas de leer lo que la gente(como Francisco Javier) había descrito tan halagüeñamente en sus reseñas o en Goodreads.
Ahora veréis mi crítica completa y, a pesar de no ser tan permisiva o ser un poco más crítica que otras personas, he de decir que me ha sorprendido gratamente que una antología escrita en un mes tenga esta calidad.

Mi primera intención era leer los relatos sorbito a sorbito, cada uno en un momento, disfrutándolos; pero las circunstancias(y mis ansias) no me permitieron dejar esta obra de lado durante mucho tiempo, teniendo como resultado que en día y medio ya me la había ventilado.
Yo ya no sé si esto ha sido bueno o malo, pues para mí los relatos se disfrutan más en periodos cortos y breves, pero he disfrutado mucho de esta lectura.

Ha sido para mí como una montaña rusa: Algunos relatos me ponían en pie, aplaudiendo como en el patio de butacas del Teatro Real; otros, sin embargo, me dejaban quieta en el sitio, pensando qué había sido eso, si ya había acabado, si no había más desarrollo. He de decir que estas han sido pocas, pero como siempre pasa, el regusto amargo queda durante más tiempo que el dulzón placentero.

El cómputo general queda positivo, MUY positivo a decir verdad, pues aunque me cueste admitirlo he llorado con algún que otro relato.


La botella de vino que no falte.
También he de decir como excusa que mis circunstancias personales teñían los relatos con una sombra de personificación y me metían de lleno casi en cada una de las historias. Y eso es precioso. No obstante, creo que si tu situación no es la de los personajes que protagonizan los relatos, también serás capaz de empatizar con ellos y de exprimirle algunas enseñanzas a estos breves cuentos. 

Uno de sus puntos fuertes es la maravilla de sexo que crea la autora. 
Em.. oh, mierda. Wait, wait. No quería decir eso. A ver, sí quería. Jo... *respira hondo*
Me refiero a que Bettie trata el sexo(follar, mantener relaciones sexuales, hacer el amor: como queráis o prefiráis llamarlo) de una manera sutil y alocada, tosca y elegante a la vez. 
He leído muchas y muy variadas escenas de ese tipo y he de decir que Bettie Jander se queda por encima. Extraordinario, sin más.

Como contrapunto,  dejo constancia de que hay historias que a pesar de considerarse a sí mismas "minúsculas" yo no me creo. 
No son aquellas de Escapada o Buenos amigos, por suerte o por desgracia, que a pesar de inverosímiles o poco comunes a primera vista, acabas creyéndolas y disfrutándolas; sino aquellas otras de El ingrediente secreto
Porque puede que yo sea muy jóven y hace poco tiempo acabé harta de historias románticas de aquí te pillo, aquí me enamoro, pero me cuadran dentro de esta recopilación tan maravillosa. 
También he de decir que, aunque hay algunos picos en los que las historias se han salido de la línea preestablecida, sí que es cierto que la mayoría de las veces los relatos tenían una temática parecida, tendiendo al romance, y que a veces ese romance se ha hecho similar en sucesivos relatos.

Ahora viene lo realmente malo, pues al fin y al cabo hasta ahora ha sido cuestión de gustos personales.
No es que la antología sea mala, solo es que me encanta este gif.

Creo que, aunque sean disculpables problemas de desarrollo debido al tiempo(NaNoWriMo, we all hate you), en algunos relatos a parte de pre y pos reflexión, me ha faltado un trasfondo. 
Hay historias perfectas, de diez y matrícula de honor... pero luego hay otras totalmente desnatadas, ya no minúsculas sino microscópicas. Les ha faltado el alma que sé que tiene Bettie, pues la he visto brillar con los demás relatos.
Estas son Desde la ventana(#15) y El ingrediente secreto(#2). 
Puede, no lo dudo, que sea simplemente una cosa mía, que sea cuestión de perspectivas, y que yo sea una rancia que no sabe ver el quid de la cuestión; pero en estas historias no me ha faltado un "algo", me ha faltado un "todo". Estas historias, bajo mi punto de vista, no tienen lo que hay que tener.
Pero no hay que preocuparse: el problema, como digo, no es el conjunto que es sublime, sino esos gazapos que se cuelan y que, sinceramente, si hubiese visto por separado, ni siquiera me habría molestado en terminar(con perdón).


Ahora sí, voy a entrar en la zona de Spoilers y a comentar cada relato por separado, pues al no tener Internet durante mi lectura he tenido bastante tiempo y he profundizado bastante, apuntando en una libreta mientras leía.



Análisis intensivo: Uno a uno.

  • Escapada. Este es el tipo de relato que suelo ver más comúnmente. De estos que te sorprenden al final y te dejan pensando "qué tonto soy, cómo no me había dado cuenta". Como ya he dicho durante la entrada, me parece que la autora trata el sexo de un modo bastante sutil y elegante, y aunque me gustaría saber como hubiese resultado con más detalle(suena morboso, pero realmente la narrativa era preciosa), creo que ha quedado un relato muy bonito. Espero que al final alguno llamase.
  • El ingrediente secreto. Como también he comentado durante la reseña libre de spoilers, no me ha gustado nada este relato. Creo que es un romance almibarado y de ensueño que no pega mucho con esta antología, y aunque no me ha parecido catastrófico, sí que lo he visto carente de esencia(como el café del Starbucks, btw).
  • Un oportuno cambio de suerte. Este relato hace que la antología aumente su calidad exponencialmente. Y no solo porque en contraste con el anterior este sea genial, sino porque, la verdad, a pesar de ser tan sencillo este relato, el gatito me ha enternecido a niveles ultrasónicos y le he visto una esencia, un sentimiento intrínseco tan bonito que para qué más complejidad. No la necesita. Por cierto, yo hubiera puesto un guiño a lo del oportuno cambio de suerte diciendo que el gato es negro y que se cruza por delante de la chica antes de que ella se dé cuenta. Sería un contrahechizo ;)
  • Se busca. Como he dicho anteriormente, mis circunstancias quedan intrínsecamente enlazadas con la mayoría de estos relatos, y aunque no sea exactamente esta la situación que yo he vivido, sí que es cierto que he tenido una relación en la que la diferencia de edad era bastante y he sentido en mis carnes todos los problemas de este profesor. Como apunte: Al empezar me estaba "temiendo" el tema del relato, así que fui previsora y lo regué con una canción que al final me ha resultado perfecta como banda sonora para esta historia(salvando las diferencias):


Y aunque mi búsqueda no ha dado buenos resultados, prefiero consumirme en su recuerdo que resignarme a dejarlo marchar.

  • Atardecer. Uno de mis relatos favoritos. Qué bonito sería el mundo si todos tuviésemos el placer de formar parte de una pareja como la de ellos dos. Y que nadie volviera a perderse un amanecer bajo las sábanas, tras ese atardecer en la ventana.
  • Carta sin destinatario. A pesar de que este relato no ha sido "santo de mi devoción" está bastante bien construido y es una historia muy real. Una historia minúscula con un problema mayúsculo. Curiosamente, es una de las historias que más citas deja apuntadas en mi libreta. Aquí van:

Fue el amor que nunca se olvida, por el que entregarías media vida para volver a vivirlo. Si se pudiese, yo lo haría.

Nos enamoramos como se enamoran los adolescentes, intensamente y sin considerar la posibilidad de que aquello pudiera terminarse.


  • Lo que no dicen las estadísticas. Es una de las historias cortas más bonitas que han tenido placer de ver mis ojos. Porque es triste que tengan que existir estas circunstancias, y que sean tan reales; pero es bonito que la protagonista decida que ella, su madre, no va a ser una más en las estadísticas, que ella no va a quedar relegada a un simple número, ni siquiera a un recuerdo. La está escribiendo y yo he tomado este relato para mí, y aunque mi situación no sea la misma, es reparador y necesario. Y es precioso. Escribir sana, que lo sepáis.

...cuando sentí que su muerte no era más que un dato en una terrible estadística, cuando caí en la cuenta de que eso era lo que iba a quedar al final de su vida si no hacía nada para remediarlo. Por eso escribo esta historia.

  • La historia que ni yo misma podría haber imaginado. Un curioso y divertido relato, perfecto para hacer contraste con el anterior y quitarle hierro al asunto. Al menos para mí, fue un soplo de aire fresco. Supongo que no soy la única que intentó adivinar lo que la mente de Bettie Pathway estaba pensando en esos momentos, y aún así no podía dejar de pensar que iba a ser una drag queen. Qué mente perversa(ya no sé si la mía o la de la autora).
  • DJ. Diría que ha sido una revelación, pero mentiría. Este relato no ha hecho más que seguir con todo lo bueno anterior. Me dieron ganas de transcribirlo y distribuirlo por todas partes. Hacen falta más hombres como este. Bueno, en realidad, es más simple que eso: Hacen falta hombres.

  • Algún día. Este relato también me toca en lo personal. No obstante, creo que no es tan raro como los otros, sino que cualquier adolescente enamorado(de esa manera en la que se enamoran los adolescentes) lo habrá vivido. Me quedo con:


  • Películas de llorar y enamorarse. A pesar de que no he visto Rocky(no me matéis) he disfrutado este relato. No ha sido, quizá, de los de llorar o de los que se guardan bajo la almohada para releerlos si no puedes dormir(como sí sería el caso de Lo que dicen las estadísticas), pero es un relato bien creado y acabas con una sonrisa en la cara.
  • Cuentacuentos. Un relato tierno, curioso. Le da una vuelta de rosca a lo que te esperas y eso es lo que más me gusta de los relatos: La capacidad de sorprender. Te deja con un regustillo dulce en el corazón.

  • Pastillas para el corazón. Bien construida, con una historia simple pero muy cute, aunque terriblemente triste. Probablemente este relato me hubiese impactado bastante más si, como ya he dicho, hubiese leído esta antología sorbito a sorbito. Aún así es fantástica.

  • No estarás sola. No recuerdo el nombre de quien impulsó a Bettie a escribir un relato de terror, pero le aplaudo y le doy las gracias. Es una delicia ver que tras relatos relativamente "del mismo estilo", llega el terror(aunque un terror cotidiano) y arrasa, como si la autora hubiese estado toda la vida, desde pequeña, escribiendo terror. Destaco las descripciones como punto fuerte.
  • Desde la ventana. Esta, quizá, es una de las pocas historias que veo que tienen esencia pero que a mí me han dejado tal que estaba. Quizá es que vivo en un pueblo y por mi ventana solo veo ovejas. 


  • De cine. Poco se habla de la sonrisa que me ha sacado este relato, con su estilo de Grease tan marcado y bien descrito que me parecía estar escuchando Summer Nights. Apunte de regañina para Bettie: A mí sí que me gusta la hamburguesa con batido de fresa.

  • Historias familiares. La guinda del pastel. Incluso paré a escribir ¡Perfecto! en mi cuadernillo al acabar de leerlo. Me encanta que se le dé la vuelta a la tortilla.
  • Clases prácticas. Después de leer Historias Familiares leí este(con unos cinco minutillos y un café de descanso entre ellas) y me dieron ganas de twittear a la autora, pedir su número, su email, su what's app o su número de calle y portal e ir a darla la mano y a postrarme a sus pies. Bueno... quizá haya exagerado un poco, pero la verdad es que me dejó patidifusa y cariacontecida, con estos finales que me gustan a mí y...
Quizá me tome esto con demasiada "alegría" teniendo en cuenta la temática y el final del relato, pero joder, era magnífico.
  • Trini. Puede que suene raro, pero justo estaba en el Mercadona cuando leí este relato(las colas son eternas los sábados) y no pude sino sonreír mucho y mirar fijamente a la cajera mientras me cobraba. Aish.
  • Un romance de entreguerras. Otro de los relatos que me dejó con las lágrimas colgando, que además da a entender que el amor no tiene normas, no tiene reglas. Que se puede querer a más de una persona a la vez y que no por ello se es menos. Óle.
  • Prime time. Quizá no debería haberme reído con este relato, pues no es para ello sino casi para llorar de espanto por lo terriblemente real que suena(todo excepto su esperanzador final xD), pero como dijo una escritora de artículos editoriales de "El País", que ahora mismo no recuerdo exactamente quién es, la última respuesta del pueblo antes de la sublevación es el humor. Cuando estás mal, te quejas; cuando estás en el límite de tus fuerzas, bromeas. No lo explico tan bien como ella lo hizo, pero espero encontrarlo y poder enlazároslo dentro de poco.
  • Recomendaciones literarias. Ahora ya sí que he de decir que me estoy volviendo un poco loca. La protagonista fumadora de esta historia no pudo sino recordarme a Mariví Bilbao, la de Aquí no hay quien viva. Leía la historia y la ponía su cara sin remedio.

  • La venganza de la astilla. Cómo me gusta el título de éste relato y cómo admiro a Damián. Pocos tienen la valentía de, como él, decir las cosas claras y acabar siendo fiel a ti mismo, sin importarte lo que nadie(ni siquiera un padre) opine de ti.
  • Buenos amigos, por suerte o por desgracia. Recuerdo acabar este relato y preguntarme "¿Pero esto cómo era de largo?". No en el mal sentido, sino todo lo contrario. Este relato me hizo sentir que formaba parte de esa relación y yo también sentía la angustia y incertidumbre que ellos sentían. En relativas pocas páginas conocí a Bea y Javi como si fueran grandes amigos míos, y eso es prueba de una gran narración.
  • La sonrisa del Gato. Conspiraciones, ya hacían falta. Casi me eché a reír cuando me dí cuenta de hacia dónde tiraba este relato. Fue un relato bastante bien construido aunque, he de ser sincera, no me convenció del todo el personaje del médico ni su procedimiento.
  • Noviembre. Todo el mundo ha vivido algo como esto, y si no lo ha hecho, lo hará. Solo hay que saber cómo salir, cómo dejar de hundirte en la miseria que tú mism@ te creas y seguir hacia delante, como todos merecemos y como ha conseguido la escritora de este blog(el del relato, no el mío).
  • Un día cualquiera. Yo he llegado a sentir algo remotamente parecido debido a la presión del instituto(sobre todo esos últimos años, ya se sabe), pero más por los propios estudios que por el entorno, así que no puedo decir nada malo al respecto pues desconozco la realidad del asunto. Nadie mejor que la autora, que es profesora, va a saber cómo es un adolescente, cómo se comporta y cómo se siente.


Uy, ¿esto ya se ha acabado?¡Si se me ha hecho cortísimo! Jajaja.
Espero que no hayáis acabado extenuados con esta entrada terriblemente larga; supongo que os habréis cogido un café o un té calentito, e incluso unas palomitas. O bien, que es una buena opción aunque yo no la barajo, leer esta reseña a sorbitos, que es como mejor se hace. Aish, qué de cosas os enseño... xD






¡Muchos abrazos, telarañas!




You Might Also Like

7 comentarios

  1. Te había escrito un SÚPER COMENTARIO y se me ha borrado >_<

    Vuelvo. Gracias, gracias, gracias por la entrada. Has leído la antología a conciencia y la has reseñado igual, a conciencia. En serio, gracias.

    Gracias también por lo del sexo, me quitas presión. Admiro mucho a la gente que se dedica a la novela erótica (por muy denostada que esté), porque escribir escenas de sexo y hacerlo medio bien es JODIDAMENTE COMPLICADO. Así que gracias.

    Y ahora, momento sinceridad. Los dos relatos que señalas como flojos... El de la ventana es que es de relleno total. Estaba bloqueada, sonaba esa canción, y dije: p'alante. Mi manera de salir del bloqueo es escribir LO QUE SEA. ¿Que podría haberlo quitado? Sí, pero entonces no sería mi antología del NaNo jaja. Y luego el del Starbucks... Es que es insulso, como el café del Starbucks, las cosas son así. No hay más disculpa. Es muy edulcorado, lo reconozco.

    Ahora voy a repasar -ya lo había hecho, snif- tus comentarios a los relatos individualmente.

    Se busca es también algo personal para mí, supongo que "se nota". Y adoro esa canción <3

    Lo que no dicen las estadísticas... bueno, lloré escribiéndolo. Con eso te lo digo todo.

    ¿Sabes que D.J. casi desaparece de la antología? Empecé para rellenar palabras, y lo dejé parado cuando se me ocurrió algo mejor. Pero Jack me convenció, diciendo que le gustaba mucho el lenguaje en el que estaba narrada la historia, y al final lo acabé. Fue para bien, porque a la gente le ha resultado curioso :)

    Algún día está dedicado a todos los que nos hemos enamorado por internet alguna vez. Snif. <3

    Vas a tener que explicarme lo de la hamburguesa con batido >_< jajajajaja.

    ¿Clases prácticas te gustó tanto? *_______*

    Un romance de entreguerras lo empecé con poca convicción, pero luego me animé, y vaya... Iba a hacer algo más convencional, pero me alegro de no haberlo hecho.

    Y, en fin... No me enrollo más. Muchas gracias por el tiempo invertido en mis relatillos, y por el currazo que hay tras esta entrada.

    Yo si que me postro a tus pies :)

    ¡Un besote!

    (no te borres, no te borres, no te borres...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te diría que no sé lo que es que se te borren los comentarios cuando te habías explayado con ellos, pero es precisamente lo que me acaba de pasar. ¡Bendito blogger! >_<

      Bueno, vuelvo a ello yo tambíen(qué desastre).

      Yo también veo muy complicado escribir erótica, y lo de que ese género esté menospreciado es básicamente porque en estos últimos dos años se ha utilizado hasta quemarlo. Pero sigue habiendo erótica MUY MUY buena, a pesar de lo que digan algunos.

      Respecto a Starbucks y a la ventana, te agradezco que me digas eso. Me daba un poco de cosiña decir que era chapucero, pero me quedé totalmente pillada cuando acabé de leerlos, en plan: Quién es esta y dónde está Bettie.
      Aunque te sigo pidiendo perdón porque a veces me paso y puedo llegar a ser criticona y molestar a la gente. Mi opinión cuenta, pero no es plan de creerme la reina del mambo porque ni mucho menos, ya me gustaría a mí escribir como tú.

      Lo de "se busca" creo que tienes que explicármelo más detalladamente :P
      Y lo de la hamburguesa con batido no tiene ninguna explicación lógica; yo también iba de Sandy y cuando fui a comer al Tommy Mels(no sé si se escribe así) me cogí una hamburguesa con batido(creo que no era de fresa) y ale, to' pa' dentro.

      Yo tampoco me enrollo más que si no acabamos haciendo el segundo volumen de historias minúsculas.

      No te postres a mis pies, anda; me ha encantado la experiencia. Es mi primera reseña ;)

      ¡Un beso!

      Pdta. Me ofrezco voluntaria(detrás de Jack y de muchos otros, por desgracia) como lectora cero para tus próximas creaciones :P

      Eliminar
    2. Todo un honor ser tu primera reseña :) De verdad.

      Eliminar
  2. Yo seré mucho mas escueta... Enhorabuena a la autora y gracias a la administradora del blog por informar y reseñar el libro! Me encantan los libros sobre relatos y cuentos, así pues... ¡apuntado queda en mi lista! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leer esta pedazo de reseña(aunque supongo que no habrás leído la zona de spoilers, así que lo deja más asequible).
      Anímate y ya me contarás; seguro que la disfrutas un montón.

      Besos y nos leemos :)

      Eliminar
  3. No he leído todo porque no lo he terminado todavía XD Hace días que no sigo leyendo que desde el pc se me hace pesado. El lector hace tiempo que lo tiene agenciado mi marido xD
    Volveré aquí cuando lo haya completado :)
    Lo que sí te digo ahora es que el relato de terror fue inspirado por mí :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo intenté leerme un libro en el ordenador en el lapso que no tuve ebook. En fin, casi prefiero arrancarme los ojos, me dolían hasta al enfocar después.
      Pues la de terror cotidiano está súper bien hecha. Cómo se nota quién da las ideas ;)

      Eliminar