2016

De mi semana audiovisual.

18:00

¡Hola de nuevo y bienvenidos a mi sofá 2.0!
Como habéis podido comprobar, he estado dándole demasiado fuerte a mi sofá 1.0 y a las torrijas que le acompañaban y he hecho un poco de desfalco por aquí, dejándolo todo patas arriba.
Ahora me toca venir a daros mimitos y abrazos y a barrer, que está todo muy sucio por aquí.

Eso sí, os puedo decir que he hecho el vago como una cosaca, pero que gracias a ello tengo un montón de nuevas experiencias audiovisuales para vosotros.




2016

Reseña Libro + Película: Orgullo y Prejuicio, de Jane Austen.

17:26

Estoy harta de decir que el fandom va a matarme por todas y cada una de las reseñas que subo, así que en esta y en todas las siguientes me lo ahorro. Está claro que voy contra corriente.

Título: Orgullo y prejuicio.
Autor: Jane Austen.
Editorial: DEBOLS!LLO


Sinopsis.

Orgullo y prejuicio es una novela de amor o, mejor, una novela de enamorados. Bingley y Jane, Darcy y Elisabeth, Lydia y Wickham luchan para obtener el objeto de su pasión, deben jugar el juego que la sociedad en que viven les propone y deben ganarlo. Sin saltarse las reglas, pero con un tesón capaz de vencer cualquier barrera, llegarán a toda costa a ese matrimonio que para ellos habrá de marcar el inicio de la felicidad soñada.

Análisis.

Con este vamos a empezar de lleno:
Me gusta la romántica, señores, pero con esta novela me he sentido absolutamente engañada. No esperaba algo como esto cuando empecé a leer Orgullo y Prejuicio.

Esperaba una simple historia de amor, algo que por algún casual había trascendido en el tiempo por ser algo diferente o terriblemente romántico y envidiable en la época en que se escribió.

Pero cual ha sido mi sorpresa cuando me he encontrado... ¡un radiopatio de la época victoriana!
No me malinterpreteis, en ningún momento estoy tildando esta obra de Sálvame o sucedáneos; es más, todo lo contrario. Me ha sorprendido gratamente cómo se habla profundamente de la sociedad de la época, de las constumbres, de las relaciones sociales entre unos y otros.

Me ha encantado la importancia que se le ha dado a las relaciones matrimoniales, las paternofiliales e incluso las de simples vecinos, conocidos o amigos. Creo que ha sido algo que ha dado la vuelta a la tortilla, pues era más que obvio que Darcy y Elizabeth Bennet acabarían juntos y de primeras no me causaban ningún tipo de sensación.

Creo que hay poco que contar de esta novela costumbrista que no sepáis absolutamente todos los lectores de mi blog(y no porque seáis listos, aunque también), así que creo que mejor paso a la versión cinematográfica. No soy muy fan de las adaptaciones, pero con esta casi me da un patatús.


Primero de todo, decir que tengo una tirria total y absoluta al cuello de Kiera Knightley, que me da grima y que si lo miro me da dentera. (¿No os suena esto a otra reseña? Jeje)
Segundo, decir que, o tengo el gusto encontronado con el universo o el Darcy de la película es el hombre menos atractivo que he visto en mucho tiempo.

Y ahora sí, vamos con lo minimamente objetivo(que tampoco):

Sería mentira si dijera que no he disfrutado la película, porque realmente fue una gran tarde de domingo; pero sí es cierto que como adaptación es más bien pobre.

Puedo llegar a entender la frustración del director o guionista al comprender que hiciera lo que hiciera estaría mal, pues al fin y al cabo los clásicos son inadaptables(al menos si pretendes hacerles justicia).

Aún así, creo que han atajado el problema de la peor forma posible. En la película algunas cosas del libro han sido suprimidas(y bien suprimidas, pues su importancia era paupérrima en comparación con el resto), sin embargo se han quedado cortos con las tijeras y han metido tantas cosas que la película iba más rápido que el caballo de Darcy cuando huye de la casa de la srta Bennet tras la entrega de la carta. Daba fatiguita.

Por otra parte, decir que los primeros cincuenta minutos de la película se me hicieron insufribles. A parte de la horrible voz de las actrices de doblaje de Lydia, Catherine, la sra Bennet e incluso Elizabeth, para nada me imaginaba un baile al estilo de la película, ni la personalidad de Elizabeth tan absurda(esto puede que sea cosa mía, el cuello de Keira Knightley me impide disfrutar).



En definitiva, he disfrutado como una tonta con los amoríos y calabazas que se dan unos a otros, pero lo que más me ha gustado ha sido lo que yo llamo "radiopatio" y el inconformismo de nuestra protagonista, que en el libro se ve nítido, claro, transparente; pero que en la película me ha parecido un amago y un eco empañado por el cuello de la actriz(cuya actuación es tirando a mala).






2016

Minirreseñas: La condesa sangrienta y Cosas raras que se oyen en las librerias.

13:37

Título: La condesa sangrienta.
Autor: Alejandra Pizarnik.
Editorial: Libros del Zorro Rojo.
Dónde conseguir: 

Sinopsis.

Acusada del asesinato de seiscientas cincuenta jóvenes, Erzsebét Bathory es una de las criminales más siniestras de la Historia. En su castillo de los Cárpatos, a finales de siglo XVII, la condesa se cierne sobre sus víctimas para desangrarlas y conservar su juventud. Su leyenda maldita y fascinante pervive en el tiempo. La condesa sangrienta es una de las composiciones clave de Alejandra Pizarnik, sus páginas construyen un retrato perturbador del sadismo y la locura que las estampas del artista Santiago Caruso recrea con admirable maestría.


Análisis.

No entiendo a qué vienen las sinopsis en las que se trata más de halagar al autor que de explicar de qué va la obra, pero en fin.

Retrato de Erzsebét Bathory
En este librillo cortillo se cuenta en forma de relatos con toque de prosa poética las atrocidades que hizo la condesa Bathory, acusada de asesinar a más de seiscientas mujeres durante su vida. Durante las pocas y cortas páginas en que se suceden estas torturas—dicen, descritas al detalle— se van explicando las preferencias de esta condesa tan... ¿peculiar? a la vez que se muestran ilustraciones de Santiago Caruso, las cuales me parecieron lo mejorcito de la obra.

Puede que fuese culpa mía, que después de la reseña de Javier Palacios me hiciese a la idea de que esto era una novela extensa con sus mil páginas y con torturas descritas a nivel celular, si me apuras. Eso era lo que yo esperaba y lo que yo quería; en cambio me encontré con una pasada por encima de la biografía de Erzesebét como condesa y como asesina fetichista. 

Como dijo el anteriormente nombrado señor Palacios en su reseña, es imposible empatizar con la protagonista de esta historia, pero sí que es cierto que cualquier lector que se adentre en esta sordidez de historia o conjunto de ellas espera un poco más de exactitud en los acontecimientos. 

Me pareció a partes iguales escabroso e increíble cómo mordía a sus víctimas la propia condesa, y como su fetiche por las muertes llevó a un representante del rey a encerrarla en su propio castillo hasta consumirse. También me fascina la crueldad absoluta y sin parangón de esta condesa; pero yo quería máaaas sangre.



*******


Título: Cosas raras que se oyen en las librerías.
Autor: Jen Campbell
Editorial: Libros del Zorro Rojo.
Dónde conseguir: 

Sinopsis.

Este es un libro de anécdotas en el sentido más estricto del término. Cuando un cliente se acerca a una librería no siempre sabe qué quiere leer, y si lo sabe, no conoce exactamente el título del libro que busca, o el nombre del autor del libro, o… La oportunidad para el malentendido, la anécdota o el chiste está servida. Sin embargo, detrás de cualquier chiste se esconden verdades incuestionables, que en este caso tienen que ver con el «despiste» de los clientes y la creciente incomprensión con respecto a esa pregunta tan antigua: «¿Qué es un libro?»

Análisis.

Como bien dice la sinopsis(esta sí), este no es más—ni menos, ojocuidau— que un libro en el cual se recopilan anécdotas de libreros de muchas partes del mundo, ampliadas en la última edición en la que se incluyen libreros españoles.

Es, en definitiva, un desfile de risas. Una tras otra, una tras otra. 

Es un libro perfecto y recomendable para cualquier lector, sobre todo si lo único que quiere es sentarse en el sofá y echarse unas risas tras un día largo.
El mayor problema... se lee en una hora y es un vicio. 

Dejo algunas citas para que os pique el gusanillo:

CLIENTE: ¿Tenéis expiación? Pero no quiero un libro con la imágen en la cubierta, por favor. El cuello de Keira Knightley me pone enfermo.

CLIENTE: ¿Este es el libro que quieres, cariño? 
HIJA DEL CLIENTE: Sí, papá. 
CLIENTE: ¿Peter Pan? 
HIJA DEL CLIENTE: ¡Sí, por favor!¡Peter Pan puede volar! 
CLIENTE: Así es, hija. Peter Pan es muy bueno volando. 
HIJA DEL CLIENTE: Papi, ¿por qué yo no puedo volar? 
CLIENTE: Por culpa de Darwin, cariño.

CLIENTE: Me he olvidado las gafas en casa, ¿podría leerme el primer capítulo a ver si me gusta?

La gente creería que estaba loca, pero yo me lo pasé en grande.

2016

Reseña: Prohibido, de Tabitha Suzuma.

17:00

Título: Prohibido
Autor: Tabitha Suzuma.
Editorial: OZ EDITORIAL
Dónde conseguir: 
Amazon: 17,0€ | Amazon(epub): 6,67€

Sinopsis.

Lochan y Maya de diecisiete años, siempre se han sentido más amigos que hermanos. Ante la incapacidad de una madre alcohólica y la ausencia de un padre que los abandonó, deben hacerse cargo de sus hermanos menores y esconder su situación a los servicios sociales. Esa responsabilidad les ha unido, tanto, que se han enamorado. Saben que su relación está mal y que no puede continuar, pero al mismo tiempo no pueden controlar sus emociones y la atracción les domina. Su amor es un amor prohibido, y si alguien descubre su secreto, no habrá un final feliz para ellos.

Análisis.

Hace ya dos semanas que leí este libro, pero no había tenido ganas de hablar de él hasta ahora. Como(creo) casi todo el mundo, conocí este libro a través del canal de Youtube de Mayrayamonte, la cual no voy a enlazar porque no es santo de mi devoción y enlace significa recomendación.
Como acabo de decir, este libro tuvo un BOOM impresionante en toda la comunidad de Booktube en español hace poco más de un año y acabó empujándome en la vorágine del consumismo. Sin embargo, ese libro ya comprado(en inglés, lo cual refuerza el sentimiento) fue relegado en mi estantería con un "para mas tarde" y bueno, he acabado leyéndolo en Febrero de 2016. Oops. 

La narración de esta historia te introduce lenta pero inexorablemente en una vida familiar en la que nadie(a menos que esté muy loco) querría entrar. Al estar contado en primera persona, a veces por Maya y a veces por Lochan, se utilizan expresiones coloquiales y un lenguaje sencillo, que además de hacerte entrar de lleno en la cabeza de un adolescente con problemas de adulto, consigue hacer muy creíbles los personajes que narran la historia. También realiza muy bien la función de hilo conductor, y a pesar de que la historia tarda en entrar en materia, no se hace pesado ni lento, pues las páginas pasan una detrás de otra, como el pasodoble sin ningún tipo de esfuerzo.

Si yo me encontrase en esa situación.
Ahora os planteo el percal: Abres la puerta de casa y te encuentras un panorama de lo más aterrador; eres un adolescente, tienes las típicas responsabilidades y problemas de un joven estudiante(deberes, trabajos, exámenes, problemas en el instituto, amigos); pero además estás con la situación enrevesada de una madre alcohólica que cada vez se deja ver menos por casa, tres hermanos pequeños a los que tienes que cuidar a tiempo completo, unas facturas que pagar con el poco dinero que desvía tu madre de sus ingresos y que se gasta casi íntegramente en ropa y caprichos para su nuevo novio, un padre al que llevas sin ver más de un año porque ha rehecho su vida con otra mujer y ahora tiene otros hijos... Ya de por sí da fatiga, pero es que ahí no acaba la cosa: Tienes otra hermana... y estás enamorado de ella.

Si lo sueltas así, quizá la cosa no suene demasiado creíble, realista o siquiera interesante; pero creedme: Lo es.

Los personajes van dibujándose a lo largo de las primeras 100-150 páginas, haciéndose muy reales. Se plantean los problemas primarios de la casa y, casi por casualidad, ambos protagonistas descubren su amor por el otro. Es un amor raro, extraño, quizá equívoco(no entremos a juicios morales o de razón), pero natural y que nace de una manera espontánea, sin cosas raras ni inhumanas.

Maya me parece una chica muy responsable, pero social y de comportamiento sumamente adolescente, sobre todo cuando está con sus amigas. Es cierto que de primeras es la que más interesada parece en esa relación entre hermanos. Admira a Lochan, le ayuda en casa como puede... lo típico de una hermana. Pero también se ve el cambio de los ojos con que le mira a lo largo de la historia, un cambio imperceptible pero que va tomando forma hasta que te lo encuentras en frente de ti.

Por otra parte, Lochan es más el adulto de la relación(y de la familia). Sobre él recae más responsabilidad, tanto escolar, como familiar; también externa al ambiente familiar, pues tiene una gran fobia social. Sin embargo, a medida que van pasando las páginas te encariñas de él y, sinceramente, es quizá al que más he llegado a apreciar de esta novela, pues Maya es un poco más superflua. También cabría decir, y esto es más personal, que me ha recordado bastante en personalidad y descripción física al protagonista de La Sombra del Viento, de Carlos Ruíz Zafón.

Como apunte específico diría que entiendo la situación de la pareja, pero también el comportamiento de los hermanos, tanto el más mayor como los dos pequeños, y creo que todos los personajes están bien construidos en esta novela juvenil, algo que es difícil de encontrar en este género.

También destacaría el error que muchos cometieron en el comentado BOOM que sufrió la novela, y es el ponerla como "reinvindicación" o normalización de la relación de incesto, pues a mi parecer no es lo que la novela pretende.
Es cierto que se trata de algún modo de una denuncia por la absurda ilegalidad de una relación que se basa en el amor, pues en este caso es consensuada, consentida, aceptada y deseada por ambos. Aún así, creo que la novela trata una historia dura que no debería dejarse arrastrar por el eco sensacionalista de una historia sobre incesto, pues creo es una buena novela juvenil que trata temas dificiles de la manera, a mi parecer, correcta: Sin alentar, sin victimizar, sin tender al sentimentalismo y sobre todo poniéndolo como es: Una situación que se da y que hay que erradicar.
No tanto la situación del incesto, que de por sí yo creo que tiene denuncia para rato, sino más por el marco general de la historia.


Pero creo que esta reseña ha quedado demasiado favorable para lo que yo pretendía. Pongamos los puntos sobre las íes.
Es una buena novela, con un final sublime que a muchos deja patidifusos y/o dolientes(yo incluida), que trata temas muy necesarios en la novela juvenil(¡QUE NO ES EL INCESTO, OJOCUIDAU!), también normaliza o más bien razona por qué el amor es amor sea como sea(siempre que esté consensuado)... pero tiene fallos.

Es una obra y lectura que he disfrutado y que me ha gustado básicamente por lo diferente que es dentro del género en que se encuentra, pero he de reconocer que no es una lectura que vaya a recordar si no es por lo extraño de la relación que acontece en ella. Es un bien, un aprobado holgado y tranquilo, pero tampoco es la gran cosa.

¿Lo recomiendo? Pues bueno, si quieres leerlo no será una pérdida de tiempo, pero tampoco es un libro imprescindible.


En definitiva, es una historia agridulce que me ha dejado sin muchas cosas que decir, pues tampoco tengo claro qué opino de ella. Trata temas novedosos y controvertidos sin centrarse en ellos, trata temas difíciles sin victimizar ni dar pena, lo cual es todo ello fantástico... pero a pesar de todos esos puntos fuertes, no creo que sea carne de relectura; de hecho y si vamos un poco más allá, no es siquiera carne de recomendación, a menos que te guste mucho y encarecidamente la literatural juvenil.

¿Seguidores = lectores?

12:00

¡Hola de nuevo!
Hoy me encuentro realmente ocupada, pero ha venido un poco de inspiración a mi pequeña y bobita mente y no puedo desaprovechar tamaña oportunidad, así que aquí estoy otra vez para tocaros las narices y a alguno sacaros los colores, who knows.

Hace relativamente poco que abrí este pequeño rincón de Internet, y puedo enorgullecerme de tener pocos seguidores pero fieles lectores. Antes de pasar el límite de la pantalla y convertirme en creadora y no solo consumidora, veía cosas sórdidas en torno a las comunidades de la blogosfera literaria; pero no ha sido hasta el momento de empezar a teclear mis entradas cuando me he dado cuenta de que esto está emponzoñado.

No me gustan los mensajes directos recomendándome —en algunos casos casi obligándome— a visitar, seguir, comentar, recomendar, compartir un blog cualquiera. 
No me gusta la necesidad absurda de conseguir seguidores cuando éstos solo son un número —que es a muchos niveles absurdo si esos pequeños numeritos no se molestan en gastar su tiempo leyéndote y comentando.

Entiendo el sacrificio de tiempo, trabajo, ganas y esfuerzo que supone sacar adelante un blog, que para más inri y desgaste solo es un hobbie, que además muchos menosprecian y menoscavan.
Pero también hay que ser conscientes de que un gran número no te va a aportar una gran visibilidad si realmente no empatizas con tus lectores(que no seguidores, ojocuidau) o haces un contenido que la gente realmente se moleste en leer.

Y es que incluso yo, que llevo menos de cuatro meses en este pequeño universo, me he cansado de leer y ver blogs iguales, que reseñan lo mismo y de la misma manera, que no exponen ideales, pensamientos o vidas. 

Pues entiendo que quizá tu blog no trascienda más allá de lo literario, lo entiendo, lo respeto —aunque no lo comparto—, pero si no compartes parte de ti no puedes pretender que la gente busque más de ti que la mera reseña/booktag que les interese o les entretenga durante un tiempo, sin buscar más que su propio beneficio, sin querer conocer a esa personita que está detrás.

Con esto no quiero decir que alguna de las dos posturas esté mal, ni mucho menos; solo que yo prefiero leer personas y no solo líneas de letras que expresan... "algo". 
Vine aquí por los libros, pero si me he quedado es porque veo que parte del alma de personitas reales —que quizá viven en la otra parte de la tierra están pululando por la misma página en que yo lo estoy haciendo; y que estamos compartiendo emociones, sentimientos, pensamientos y opiniones, que es lo que enriquece y hace a una persona valiosa en sí misma: el abrirse a otros.

Es quizá lo que me falta en muchos blogs... y eso es lo que busco.


Hasta la próxima,
Raquel.

2016

De los libros y la gente...

18:45

Hoy me he cogido el día libre, o al menos a medias.

Me he puesto a ver capítulos repetidos de Dr. Who; de hecho, a revisar por entero la serie. Eso sí, empezando por la tercera temporada, pues las dos primeras me las he visto tantas veces que casi me las sé al dedillo; incluso teniendo en cuenta que son malísimas.

Tras un rato audiovisual he vuelto a mi currently reading, o como yo lo llamo: Mi amor actual.
Y es que sí, me enamoro y me desenamoro de los libros. Y algunos se quedan conmigo, ocupando cachitos de alma. Y muchos de ellos más incluso que muchas de las personas que tienen espacio en su interior.

Porque hace tiempo, más del que soy capaz de recordar, aprendí a leer y a mirar historias, a introducirme en mentes y mundos ajenos sin llamar a la puerta. Aprendí que leer era aprender, y todo mientras aprendía leyendo. Porque aprender con los libros es tan gratificante como el olor del café, como la risa de un niño y como el amor de un adolescente.

Pero bueno... Lo importante aquí es que la superficialidad ha llegado a la cultura. Y ya decían pesimistas existenciales de todas las épocas que el mundo se derrumbaba, y no sé por qué razones sigue en pie. Quizá porque tenemos suerte de que los mejores se van para sostenerlo, qué sé yo. Y es que me he dado cuenta de que en este mundillo de internet las letras se diluyen más que en ningún sitio, y que incluso en blogs dedicados primariamente a la lectura se está deshaciendo entre manos, papel y dígitos todo lo que alguien hizo en el pasado.

Pues, como dijeron muchos otros antes que yo, y muchos más seguiran diciendo en pos de mí: La vida son dos días. Pero esos dos días hay que pasarlos tranquilo, disfrutando de cada sorbito de tiempo que tienen a bien otorgarnos, ocupándolo en lo que nos haga más ricos, más felices...

Pero a lo que yo venía no era a esto, que como siempre la entrada me confunde. Quería decir que estoy encontrando personas y libros que cualquier persona debería conocer, pues valen tanto que quizá no me quepa explicarlo. Pero también he descubierto que incluso en mi pasión, en esa pasión que son los libros y lo que guardan, existen oportunistas y gente superflua que tiene miedo a rascar la superficie por si casualmente se rompen la uña.

Y es que llevo la vida dejándome uñas y dientes en literatura, partes de alma, corazón y mente en cada línea que leo y disfruto.  Es rastrero que aquí también se busquen portadas por encima de contenido, novedades por encima de clásicos o libros que preferirías leer si no fuera por las masas, likes antes que agradecimientos sinceros(aunque en número sean muy dispares), seguidores antes que comentarios de: ¡Cómo me gusta tu contenido! 
Que también estoy harta de que me miren mal incluso en este ámbito de lectura por "ensuciar" mis libros, por llenarlos de mí, de palabras, pensamientos y más tinta. Me creo con el completo derecho de hacer virguerías con mis libros, pues seré yo y no otro quien los mirará con ojos mayores y sentirá lo mismo que la primera vez que se sumergió. Asímismo me cansa el mundo por creer que es mejor cantidad que calidad, cuando es mejor tener a alguien que siempre esté ahí a diez de fiesta y ninguno en un funeral(y me refiero a los libros, pero extrapolen lo que quieran).

No puedo sino hartarme de vez en cuando y huir entre los lomos de un libro; así que disculpen si no me ven por aquí. Por desgracia no existen batidos detox que te libren de la gente que te harta o de las situaciones que te hacen perder la fe, así que buscaré medicina en aquello que siempre ha conseguido encontrarme las cosquillas y sanarme a base de bien.

Sigamos leyendo, compañeros.

2016

Aviso a paseantes: CAMBIOS EN ELEFANTE EN LA RED.

17:00

¡Hola chicos! Como siempre, bienvenidos una vez más a mi sofá 2.0.
Esta vez estoy un poco pillada, porque no me encuentro con muchas ganas de escribir, yo qué sé.

Aún así, quiero venir por aquí a hacer un aviso a caminantes, paseantes o lo que sea...
Y esto es: Creo que voy a dejar de puntuar cuantitativamente mis lecturas.
Me duele en el alma equivocarme numéricamente en una puntuación. Es difícil tratar todas las novelas con justa y medida exactitud y objetividad. No sé puntuar novelas y con algunas me subo a la parra mientras a otras las denosto cuando no me han parecido tan catastróficas.

No sé si a vosotros también os pasa esto, pero realmente creo que los números no son para mí. Puedo decirte si un libro me ha parecido bueno, malo o mediocre; pero no puedo decirte cuantitativamente si ha sido un 6 o un 7. Me duele poder equivocarme.

Así que creo que a partir de ahora voy a utilizar GIFS, porque no me gustan nada(ni a mí ni a nadie), para calificar los libros. Creo que una imagen vale más que mil palabras, y en este caso más que mil números.

Me gustaría saber qué opináis de esto y si estáis de acuerdo en que valorar numéricamente una novela/obra es muy difícil.




2016

Reto de escritura: Las cinco líneas. Marzo 2016.

17:00

MARZO.

Palabras: Última, diferencia, quinto.




He jugado muchas veces a ser la última que sale del bar. Tras el quinto whiskey irlandés y los 50 euros que esas copas suponen, ya no soy capaz de ver la diferencia entre ese padre borracho que tiraba las fotos y los muñecos del roscón de la repisa de la chimenea, y yo misma. Pero me gusta tanto apostar como beber; cada día llego más tarde y tiro más cosas, convirtiendo mis ojos azules en aquellos de mi padre, que ya son iguales: Ambos horribles, desagradables, inyectados en sangre; casi como el ojo de aquella escena de Luis Buñuel.



Si quieres participar, pincha aquí.

2016

Booktag: ¡He sido nominada al Liebster Award!

17:00

¡Pues efectivamente, he sido nominada a los Premios Liebster Awards por pelibloguista.blogspot.com!

Antes que nada, agradecerle un montón que me haya nominado y como siempre, poner aquí las premisas:

  • Agradecer al blog que te ha nominado y seguirlo. 
  • Responder a las 11 preguntas que te han hecho. 
  • Nominar 11 blogs que tenga menos de 200 seguidores. 
  • Realizar 11 preguntas para los blogs que nomines. se animen a hacer este tag.
Como ya sabéis, yo nunca nomino a los tags(en realidad no debería decir nunca porque solo he hecho uno, así que...), pero esta vez voy a dejar las preguntas abajo por si alguien quiere hacer este tag. Que se sienta libre y que me lo diga en comentarios, que estaré encantada de leerlo.


Bueno, no me enrollo más, ¡aquí van!

1. ¿Que dos personajes juntarías como pareja? 

No suelo hacer OTP ni shippeos, ni entre personajes de un mismo libro ni entre personajes de libros diferentes, y como leo libros tan diferentes unos de otros, no sabría decir. Así que voy a investigar.

Tras arduo debate interno creo que, y no me matéis por el shippeo tan extraño, juntaría a Sonea, de la trilogía El Mago negro con H, de Ready Player One

Ambos son unos personajes fuertes y fuera de lo convencional, que ayudan o intentan que la corrupción del Mundo no pueda con ellos, sino al contrario. Me parecen ambos personajes muy nobles, muy bien definidos y ambos son personajes importantes en dos de mis libros favoritos, así que sí.
Sí que es cierto que son de épocas muy diferentes y que cada uno salva la situación a su manera y en entornos y problemas de muy diferente índole. Aún así, creo que se llevarían bien y compartirían lecho durante mucho tiempo. Eso sí, Sonea tendría que hacerse una cuenta de Oasis.


2. Una cosa que cambiarías de un personaje.

No me suele gustar meterme con la saga de Harry Potter, porque normalmente hay un fandom detrás dispuesto a cargar horcas y encender antorchas para perseguirme, pero esta vez me voy a mojar: Harry Potter.
Cambiaría casi todo de él, pero si tuviera que decantarme por algo sería, precisamente, por su incapacidad de afrontar los problemas por sí mismo y por la necesidad que tiene de apoyarse en Ron y Hermione, los cuales me parecen los verdaderos héroes de esta saga de libros y películas.

También podría decir que cambiaría toda la buena suerte que tiene, sin la cual no hubiera salido vivo de ninguno de los encontronazos con Lord Voldemort. (Y lo que hubiera molado)


3. ¿Si pudieras eliminar a un personaje quién sería? 


Si pudiera eliminar a un personaje de cualquier libro sería sin duda, Gerde, de Memorias de Idhún, que si no recuerdo mal aparece desde el segundo libro, Tríada. Es cierto que apenas la recuerdo, pues leí esos libros con doce o trece años, pero me pareció un personaje odioso que quería el mal de Victoria simplemente por el mal, por llevarse a Kirtash. Pero el problema es que este nunca la hizo ningún caso y sin ese tira y daca, ese personaje carece de sentido. Para malo malísimo ya tenemos al gran Ashran, el Nigromante. Y si Laura Gallego quiso añadir a Gerde por el simple hecho de que Ashran tuviera un nuevo secuace, me parece absurdo. ¡No los necesita para ser uno de los mejores villanos que he leído! 


4. ¿Con qué arma de algún personaje te quedarías? 


Yo creo que sería tonto quien no se quedase con una varita mágica del Mundo de Harry Potter, ya no por el mundo de Hogwarts sino porque: ¡Ojulus reparus! me ahorraría mogollón de quebraderos de cabeza. Aún así, fui incapaz de acabarme los libros así que no me veo con derecho a tomarlo como opción. 

Voy a ser un poco metafórica en este caso, y a decir que el arma que me quedaría sería el de la palabraRisto Mejide. Sí, sé que no es un arma y que Risto Mejide no es un personaje... ¿o sí lo es? 
de

Risto escribe de una forma muy acorde a la personalidad que se ha labrado desde Operación Triunfo hasta El Rincón de Pensar y que seguramente seguirá acentuándose en todas las próximas escenas en que lo veamos. 

Es fresco, irreverente, molesto y pícaro. Sabe ser borde y crítico y sabe con quién serlo: Con todo el mundo. 
Bueno, con casi todo. Dudo que este hombre le diga a su madre que sus lentejas están malas. Primero, porque sería mentira, seguramente; segundo, porque a pesar de que es un hombre muy basto, muy tosco y al que le "fallan mucho las maneras", ha sido y es muy inteligente pues ha vendido un personaje a partir de la molestia. Y de eso va su libro. Es literalmente El arte de molestar para ganar dinero

5. ¿Qué poder te gustaría tener? 


Vale, me estoy arrepintiendo de mi respuesta anterior... aquí es donde debería haber puesto el poder de Risto Mejide
molestar y gustar a partes iguales de

Sin embargo, ya está cogido así que tendré que decir otra cosa. Recuerdo que de pequeña me regalaron un libro que se llamaba Poderosa: Una chica que tenía el mundo en su mano, y cuya protagonista tenía el poder de que todo lo que escribía con su mano izquierda(creo recordar que era zurda) se hacía realidad. Así que eso, why not. 

Siento tener que poner la imagen de la portada en portugués, pero la española tenía una calidad ínfima y me ha costado horroes encontrarla.

6. ¿Qué tipo de libros te gustan más? 

Como ya he dicho en entradas anteriores, soy una persona que lee casi cualquier estilo de libros y los disfruta casi por igual. Puedo estar leyendo romántica y que al día siguiente me veas con un thriller. Puedes verme intercalar un ensayo sobre la Inteligencia Artificial Fuerte con un libro sobre incesto entre hermanos. 

Así que creo que me considero bastante versátil. Si aun así tuviera que elegir y decantarme por uno, creo que elegiría la Fantasía Épica. Disfruto como una enana de casi todos los libros de ese genero(excepto que sean horriblemente malos) y dejo volar mi imaginación hacia mundos lejanos e inverosímiles. Así que sí, sería fantasía épica.

7. Eres un villano... ¿Quién serías?

Sin ninguna duda, sería Akkarin de la trilogía de El Mago Negro
Es el mejor villano que he leído, o al menos es el que siempre recuerdo siempre que me lo preguntan. Tiene unos grandes motivos por los que actuar como actúa, y es cruel con sus vasallos y con el resto de la Escuela.

Es, sin más, brillante. Y sobre todo, me encanta cómo hace la vida imposible a Sonea.

8. ¿El libro con el que más has disfrutado?

Supongo que preguntar esto es un sinónimo de decir: ¿Cual es tu libro favorito?, así que creo que lo tengo claro.
Es cierto que disfruté muchísimo leyendo La ladrona de Libros, pero por desgracia no es un libro con el que disfrutes de ESA MANERA, sino que es un libro muy duro con el que toca llorar sí o sí, si no no eres persona.
Así que por descarte(bueno, por descarte no) escojo Niebla, de Miguel de Unamuno. Sin duda es un libro que disfruté de principio a fin como una enana, pero sobre todo el final fue el acabose(qué ridículo decir que el final fue el acabose, pero en fin) y me dejó con la mandíbula desencajada durante mucho rato. De hecho, lo acabé a las 12 de la noche y hasta las 4 o así no pude pegar ojo de lo muchísimo que me había impactado.
Y eso que me esperaba algo así por los spoilers que hacen los apuntes de Literatura Española, que si no me da un telele y me quedo ahí tiesa. 


9. ¿Hay alguna adaptación al cine que no te haya gustado?

Guapo, eres el único que se salva.
La pregunta estaría mejor planteada con un: ¿Hay alguna adaptación cinematográfica que sí te haya gustado? Intentaré no ser muy mala.

Allá va: Cazadores de Sombras: Ciudad de Hueso; Ciudades de Papel; El hombre que saltó por la ventana y se largó, y este me dolió mucho porque me parece una obra maestra del humor absurdo; The Duff, aunque he de reconocer que el libro no es nada del otro mundo; Holes, porque tiene poco que ver con el libro que me encandiló; Los juegos del Hambre, porque en su tiempo el primer libro me encantó y la película casi me hace llorar de pena. Pero sobre todo me duele la adaptación a serie de Los pilares de la Tierra. ¡MENUDO DESASTRE!


10. Puedes tener cualquier criatura fantástica ¿Cuál sería?

Esta sí que es una pregunta difícil. Realmente hay demasiadas criaturas fantásticas que anhelo tener, pero si tuviera que elegir alguna, seguramente sería un Shek. Y mucho más si fuese uno que yo me conozco... 
Aunque bueno, si cuenta, seguramente tiraría al Shek a la basura si me regalasen un Señor del Tiempo. ¿Se acepta o qué? 

Eso sí, también acepto como regalos: Hipogrifos, fénix, dragones, unicornios(preferiblemente pegasos, gracias), quizá a Felurian para que haga más divertidas mis noches... Lo que sea que tengáis por casa y no uséis, ya se sabe, jajaja.


11. ¿Un momento especial que adoráis?

Supongo que se refiere a un momento literario, pero como yo soy una diva, voy a poner un momento literario, uno cinematográfico, uno seriéfilo y uno de mi vida 1.0. Aviso que el literario, cinematográfico y seriéfilo contienen SPOILERS.

  • Literario. SPOILER DE MEMORIAS DE IDHÚN.
El horrible momento en que muere Jack, de Memorias de Idhún en el segundo libro de la trilogía: Tríada. Para mí ese momento marcó un antes y después en mi vida, tanto literaria como personal: fue la primera vez que lloré por un libro. 
  • Cinematográfico. SPOILER DE CASINO ROYALE(2006).
Este no es un SPOILER demasiado grande, pero por si acaso yo aviso que quien avisa no es traidor. Mi momento favorito ever de una película es cuando, en Casino Royale, están James Bond y Vesper en el tren de camino a la misión y acontece esta pedazo de conversación:

Tampoco queda atrás, sin embargo, la mítica frase de Gladiator: Soy Máximo Décimo Meridio...


  • Seriéfilo. SPOILER DE SPARTACUS Y DE MY MAD FAT DIARY.
El momento más bonito y más cuqui y más adorable y más rompecorazones de la pequeña pantalla es cuando Finn hace el corazón en la espalda de Rae y la dice: I LOVE U. Ahí es cuando te das cuenta de que estás sola, de que Finn no existe y de que tienes chocolate de cookies and cream en la nevera dispuesto a ahogar tus penas en azúcar. 

Sin embargo, el momento más épico de la pequeña pantalla fue sin duda cuando Oenomaus dijo en la serie Spartacus aquello de: A gladiator does not fear death; he embraces it, caresses it, fucks it. De hecho, creo que si tuviera que elegir una sola cita que me representase o que tuviese que tatuarme en la frente y tener como lema el resto de mi vida, sería esa SIN DUDA.

  • Vida Real. SPOILER DE MI VIDA.
El mejor momento de mi vida creo que es digno de ser guardado en privado y sacado solo en ocasiones en las que ya no pueda más, así que siento que hayáis de quedaros sin algo tan bonito; pero como recompensa aquí tenéis: 
 — Me da igual que sea Martes 13; me da completa y absolutamente lo mismo. Nosotros podemos hacer que algo que da mala suerte se convierta en lo mejor que nos ha pasado. Porque desde que te conozco creo en la suerte; porque te quiero.


 Y finalmente y tras este ñoñismo, os voy a dejar las preguntas por si a alguno de vosotros le apetece hacer el tag:

Preguntas del TAG.


  1. ¿Cuales son los últimos cinco libros que has añadido a Want to Read en Goodreads?
  2. Di dos libros que te gustaría que fuesen adaptados: Uno a película y uno a serie.
  3. Si tu actual lectura fuese una comida, ¿qué comida sería?
  4. Escoge un libro al azar de tu estantería y di quién te gustaría que nterpretase el papel de cada uno si ese libro fuese adaptado.
  5. Si tuvieses que cambiar a un personaje secundario por uno principal y viceversa, ¿quiénes serían los elegidos?
  6. Si te dieran la oportunidad de convertirte en un autor, ¿en quién sería?
  7. Di un libro que sea mejor que la película, una película que sea mejor que el libro, una película que sea igual de buena que el libro y una película basada en un libro pero que no tiene nada que ver con él.
  8. Inventate el primer argumento que se te ocurra para una novela inventada por ti, como si fuera la sinopsis de dicho libro. Tiene que contener estas palabras: Aventuras, libro, avellana y elefante.
  9. Intenta explicar en un idioma que no sea tu lengua materna lo que significa la literatura para ti y luego escribe aquí lo que ha traducido el Google Translate de eso al español.
  10. Expláyate: Cuéntanos una anécdota literaria curiosa/graciosa/interesante/épica que te haya pasado.
  11. Si fueras un superhéroe, ¿quién sería? 
Pd. Deadpool no vale, que me lo he pedido.

 
¡¡¡¡Hasta la próxima, que tengo prisa!!!!

2016

Audiovisual: El Renacido, de Leonardo DiCaprio y el director con nombre de boñiga.

17:00



Tras el Óscar tan esperado, aclamado, necesitado, [añada aquí el adjetivo valorativo que mejor encaje con tu opinión sobre el óscar de Leo], Twitter ha explotado bajo gifs coñas o de Kate Winslet llorando a moco tendido, o de escenas similares a las acontecidas en los Óscars en los que Titanic fue nominada en choporroncientos puestos excepto en el de mejor actor protagonista.



Como dije, para mí este año el señor Leonardo DiCaprio NO MERECÍA EL ÓSCAR.
La película no me pareció para nada mala, solo que no me pareció carne de premio, sino carne de " voy a gustar a la academia a ver si obtengo una estatuilla de oro". Primero, porque como dice Chupy Kusa en este vídeo, hace tiempo que Leonardo DiCaprio ha dejado de ser un actor para pasar a hacer del papel de Leonardo DiCaprio en todas las películas. En este caso, Leonardo DiCaprio pasando frío.

Recuerdo su papel como Gatsby, o su papel como deficiente mental en ¿A quién ama Gilbert Grape? y puedo entender que ese hombre al fin haya obtenido un Óscar, porque en esos papeles lo merecía, y mucho. Lo que me molesta, y sí, digo molesta porque me ha tocado la moral, es que haya conseguido este premio tras seis nominaciones por gemir y pasar frío(DE VERDAD, para más INRI) en una película.

Fuimos a verla mi tío y yo, y al salir de la película dijo mi tío, literalmente:
«A ver, yo no digo que la película no mole, la verdad es que el bigotillo congelado de Leo tenía su gracia, pero más que El Renacido, la película tendría que haberse llamao' El Revenío, o quizá El Reventao. Tela que Leonardo DiCaprio tenga que dejarse cuasimatar por un oso para conseguir un Óscar.»

Mi tío es un jefe.

Luego en otro punto está: ¿Qué ha pasado con los planos secuencia?
Sé que uno de las marcas de identidad del director, Iñarritú, son los planos secuencia de complejidad infinita; pero en este caso, impiden disfrutar de la película los planos secuencia de diez minutos en peleas a puñetazos que hacen que el espectador acabe más mareado que en el Parque Warner de Madrid; no sé si me explico.
Creo que la belleza y la complejidad de los planos son algo que desde el apartado técnico y académico le da muchos puntos a la película, pero es algo que para la mayoría de la gente, espectadores medios, que ven este film, es algo absurdo y muy, muy incómodo de ver.
Acabas no disfrutando la película y con el cerebro como un smoothie de vainilla del Starbucks.


Además, la verosimilitud es aceptable, hasta que llega un punto en el que dices: "Oh,
vamos." Y esto no es algo que diga yo.
La sala, cuando yo fui, estaba bastante llena, y un 50% de la gente dijo en alto cosas como: "Como pase eso me voy", "no me lo puedo creer", "pero qué coño", "esto no se lo cree nadie", "¡Leonardo DiCaprio es invencible!" e incluso escuché un tímido: "lo que hace uno por el Óscar".

Algo que me ha sorprendido y para bien, es que en esta película no aparece un solo desnudo integral femenino, pero sin embargo aparecen dos(si no conté mal) desnudos integrales masculinos. Si que es cierto que uno es muy de lejos y otro es... en una situación, digamos, desfavorable para dicho hombre; pero la intención es lo que cuenta, y me parece un intento de normalización muy valioso.

También destacar, por supuesto, la fotografía, la cual es maravillosa y uno de los puntos fuertes, si no el que más, de la película.

En definitiva, una película buena pero no merecedora de Óscar ni para actor principal ni para el director(pues hace una copia de lo que le funcionó en Birdman y ale, estatuilla de Oro macizo pa' casa, que ha contratado una trabajadora del hogar solo para que se los abrillante). Porque Iñarritu tiene un ego importante, y ya no sé si dirige películas para hacer disfrutar a los espectadores o para dejar claro que tiene los huevos más grandes de toda la industria.







2016

Minirreseña: Un viejo que leía historias de amor, de Luis Sepúlveda.

17:00

Título: Un viejoq ue leía historias de amor.
Autor: Lueis Sepúlveda.
Editorial: TUSQUETS EDITORES
Dónde conseguir: 
Amazon: 6,60€ | Bookdepository: No disponible.

Sinopsis. (destripadora)

Antonio José Bolívar Proaño vive en El Idilio, un pueblo remoto en la región amazónica de los indios shuar, y con ellos aprendió a conocer la Selva y sus leyes, a respetar a los animales y los indígenas que la pueblan, pero también a cazar el temible tigrillo como ningún blanco jamás pudo hacerlo. Un buen día decidió leer con pasión las novelas de amor -«del verdadero, del que hace sufrir»- que dos veces al año le lleva el dentista Rubicundo Loachamín para distraer las solitarias noches ecuatoriales de su incipiente vejez. En ellas intenta alejarse un poco de la fanfarrona estupidez de esos codiciosos forasteros que creen dominar la Selva porque van armados hasta los dientes pero que no saben cómo enfrentarse a una fiera enloquecida porque le han matado las crías. 

Análisis.

Como bien pone en el título, esta es una minirreseña así que prometo no extenderme.
Este libro trata, como dice la sinopsis destripadora(pero esta vez sin destripar) de un viejo llamado Antonio José Bolivar Proaño y de sus peripecias desde su llegada hasta El Idilio, un pueblo de una región cercana al Amazonas, hasta la actualidad en la que se nos cuenta la obra, en la cual se ha convertido en un hombre mayor que conoce todos los secretos de la selva y de los animales que la habitan, pasando por su periodo de aprendizaje de los secretos de la selva con los shuar/jíbaros(indígenas) como profesores, con los que vivió durante varios años.

Es una historia entretenida y sencilla, pero que atrapa y te obliga a seguir pasando las páginas, pues este es un hombre curioso, con unas ideas un tanto extrañas y extravagantes, que a mí incluso me hicieron reír alguna vez.

La pluma del autor también es sencilla, lo cual no la hace mala, sino ágil y rápida, acorde con la Historia y que ayuda a pasar las páginas sin darse cuenta.

Como he dicho en Goodreads, considero que esta es una novela corta y entretenida, con un toque de acción y que habla de los libros, lo cual siempre hace recobrar un poco la pasión. Es perfecta para recuperarse de una crisis o parón lector, y también como lectura ligera cuando no apetece pensar demasiado.


Un viejo que leía novelas de amorUn viejo que leía novelas de amor by Luis SepúlvedaMy rating: 3 of 5 stars
Corto, ligero, entretenido, trepidante e interesante. Una buena lectura para salir de un parón lector y una lectura rápida y ágil.
Muy recomendable.

*****
Such a short, fast, fun and interesting novel. It's a great read to leave from a reader crisis.
I recommend it.

View all my reviews


Como punto débil quizá pondría el final, y como punto fuerte, sin duda está el pensamiento un tanto desviado e ignorante del viejo, que a la vez dice verdades muy grandes y muy claras y asímismo el vocabulario que se aprende con este libro. 

Por mi parte y como palabra favorita me quedo con acémila, que significa "bestia de carga, generalmente un mulo", y que yo personalmente no conocía.


Citas del Libro.

—¿Sabes leer?—le preguntaron.
—No me acuerdo.
—A ver, ¿qué dice aquí?
Desconfiado, acercó el rostro hasta el papel que le tendían, y se asombró de ser capaz de descifrar los signos oscuros.
—El se-ñor-ca-di-da-to-candidato.
—¿Sabes? Tienes derecho a voto.
—¿Derecho a qué?
—A voto. Al sufragio universal y secreto. A elegir democráticamente entre los tres candidatos que aspiren a la primera magistratura. ¿Entiendes?
—Ni una palabra. ¿Cuánto me cuesta este derecho?
—Nada, hombre. por algo es un derecho.
—¿Y a quién tengo que votar?
—A quién va a ser. A su excelencia[el alcalde de El Idilio], el candidato del pueblo.


Fue el descubrimiento más importante de toda su vida. Sabía leer. Era poseedor del antídoto contra el ponzoñoso veneno de la vejez. 


—¿Qué hubo, paisano?—saludó Onecén Salmudio.
—Nada, paisano, ¿qué va a haber?
—Yo sé que hay algo. La Babosa[el alcalde de El Idilio] se me acercó a mí también pidiéndome que acompañara a los gringos monte adentro. Apenas logré convencerlo de que a mis años no llego muy lejos. Cómo me aduló la babosa. Me repetía cada rato que los gringos se sentirían felices conmigo, considerando que también tengo nombre de gringo.
—¿Cómo así, paisano?
—Pero sí. Onecén es el nombre de un santo de los gringos. Aparece en sus moneditas y se escribe con una letra "te" al final: One cent.


Me siento como una de esas gaviotas cubiertas de petróleo, ahogándome en el negro alquitrán que es el miedo. 

2016

Post tonto del Jueves. Volumen II.

17:00

Hola, bienvenidos de nuevo a mi sofá 2.0, también llamado telaraña. Tras pasarme todo el día en posición horizontal(sí, lo sé, es Jueves y no debería) me he levantado para escribir la reseña de Un viejo que leía historias de amor y, sinceramente, me apetece entre poco y nada, así que me voy a poner a divagar, que es muy dado en este rinconcito.

Antes de ayer por la tarde/noche, el Martes, a eso de las ocho de la tarde, estaba yo bajando de las escaleras de mi casa tan tranquilamente cuando ¡RESBALÓN SALVAJE APARECIÓ!
Me metí un buen golpe con el borde del escalón en la espalda y me quedé sin respiración durante 20 segundos o así; vamos, un show. Lo peor es que estaba sola en casa, y tuve que arrastrarme dolorida hasta el sofá y esperar a que viniese alguien para subir a Urgencias.
Una vez en urgencias, yo con mi postura de Quasimodo por el dolor de espalda, una señora súper borde me aniquiló la espalda con los dedos y me empujó hacia abajo para ver hasta donde llegaba, a lo cual le dije: ¡Oiga, señora, que me duele!
Total, me mandó para casa con un ibuprofeno y se volvió a ver Breaking Bad en el ordenador, la tía.

Dormí unas cinco horas y me pasé toda la mañana haciendo el bobo por internet y leyendo Prohibido, mi actual lectura, de Tabhita Suzuma. Después, más o menos a la hora de comer, volvió mi madre y me llevó al médico, el cual me envió a la sección de Urgencias del Hospital de Segovia para hacerme una radiografía de la espalda "por si acaso". Yo, con los dolores que tenía y tengo, no me iba a quejar, no fuera a ser que tuviese la espalda descuajeringada por completo.

Total, estuve desde las 13:00 hasta las 14:30 esperando en una sala de espera, sentada en una silla incomodísima en la cual no llegaba con los pies al suelo y que tenía una forma de todo menos ergonómica. Tras dos horas y media de hacer el absurdo en la sala de espera y con lágrimas en los ojos del dolor de espalda, avisé a una enfermera y me dijo: "Lo siento, es que están de cambio de turno y luego tienen que dar altas, seguramente hasta las cuatro no te atiendan." Y yo con los ojos como platos, flipando y maldiciendo entre dientes, OBVIAMENTE. Pedí que al menos me dejasen tumbarme en una camilla, que así al menos descansaría la espalda. La hora siguiente transcurrió sin nuevas noticias.

Eso sí, había un corrillo de cuatro enfermeras charlando sobre la cita que tenía una de ellas ese fin de semana. Terrible.

Tras esa otra hora, incluso mi madre(la cual tiene diagnosticada lumbalgia crónica) tenía la espalda y las piernas(también tenemos la circulación fatal las dos, somos como dos viejecillas) muy muy doloridas, así que acabamos TURNÁNDONOS LA CAMILLA. Como os lo digo.
Pero es que no podíamos ni quejarnos. Había una niña que llevaba dos horas con el cuello torcido en un ángulo muy raro porque no podía ponerlo derecho; y una señora a la que aparentemente se le había desviado la cadera(o algo así, que lo oí a hurtadillas) que había pedido una cuña para orinar, ya que no podía levantarse, y a la cual llevaban ignorando media hora/tres cuartos. Pero para más inri, el marido de dicha señora, machista empedernido y profundo, le estaba diciendo que dejara de quejarse, que ya sabía que le dolía y que las mujeres siempre estaban igual. Y yo ya ni sabía que hacer, pero a mi madre le salía espuma por la boca. 

Después y al fin, se llevaron a una señora que llevaba esperando por sus resultados de la radiografía desde las 12 de la mañana(y esto a las 16:20 o así) y que estaba con los nervios de punta; cosa normal por otra parte. Después fuimos pasando todos, sin pausa pero sin prisa, hasta que me tocó a mí la radiografía. Pero resulta que no. La señora que tenía delante, muy cojonuda ella, había hecho a su marido ir a la farmacia o a nosédónde a comprarle una cuchilla porque enseñar las tetas para que te hagan una radiografía no pasa nada, pero enseñar los sobacos sin depilar es muy feo.

Y MI MADRE CAGÁNDOSE EN TODO.

Porque sí, mi madre tenía y tiene lumbalgia y acabó casi peor que yo tras esas cuatro horitas de espera absurda; pero es que además eso no es todo: Mi perro, Oso, estaba siendo operado en ese mismo
momento.
A las 11 de la mañana se le había llevado a Arévalo para que comenzase la intervención, porque la semana pasada en una revisión rutinaria dijeron que mi perro tenía estreñimiento(no sé si esta palabra es fea y merece un eufemismo, pero es que a estas alturas ya me da lo mismo) y le dijeron a mi madre que el perro tenía el recto oprimido y, por tanto, obstruido, por una aparente bolsa de líquido que parecía tener origen en la próstata. Mi madre, tras esa revisión, llegó a casa llorando y planteó a mi padre, el cual había estado toda la noche trabajando, el problema. Decidieron que este año no se irían de vacaciones para poder así pagar la intervención a nuestro querido Oso.

Ahora que la operación ya está hecha, han visto que tiene un cúmulo de una sustancia extraña al lado de la próstata y que parece grasa, pero que pueden ser células cancerosas y dar lugar a un tumor. Mis padres y yo ya hemos hablado de eso: Si fuese ese el caso, no vamos a dar quimioterapia a nuestro perro.
Es un pastor alemán, vigoroso, fuerte, ágil, extremadamente vivaracho y al cual le gusta pasar los días en la calle jugando, corriendo y saltando. Creemos que una quimioterapia para él será devastadora, y que no valdrá la pena. Esperemos que no se dé el caso.

¡Pero esperad! Aún hay más.
Mi abuelo pasó por una profunda depresión el año pasado por la cual adelgazó más de veinte kilogramos. Esta depresión fue debida básicamente al diagnóstico de Parkinson, también llamada parálisis agitante, y a la consecuente medicación que le dejó incapacitado para conducir, montar en bicicleta e incluso irse a dar paseos hasta lugares relativamente alejados del pueblo, por si le pasaba algo. Tras un año de subidas y bajadas en los cuales vi a mi abuelo totalmente ido por la medicación, la cosa se estabilizó y tras el regalo supremo de bombones y chocolatinas de su cumpleaños, la cosa mejoró. 
Otro día, en una de mis tardes de paseos pensativos, fuí hasta la cija[1] a ver cómo estaba Oso(antes de que todo pasara) y a jugar un rato con él y una piña que había cogido del pinar. Cuando entré, descubrí a mi abuelo sentado y al perro delante, tumbado, y mirándole con(creo, desde mi punto de vista) admiración, mientras mordía un hueso y se deleitaba con la historia que le contaba mi abuelo.
Me quedé mirando sin que ellos se percatasen y descubrí que mi abuelo le contaba historias de cuando era jóven, de cómo conoció a mi abuela y de problemas que tuvo con sus hijos cuando eran adolescentes. Pero sobre todo, le contaba reflexiones y pensamientos íntimos suyos(y muy filosóficos algunos de ellos), así que cerré la puerta poco a poco y dejé la piña a un lado de la cija, por si Oso la quería.
Todo esto no es un relato o anécdota gratuita, ni para contaros que mi abuelo tiene una enfermedad psicomotora, sino para, joder, decirle a quien sea que esté haciendo esto que él necesita a Oso, que no se lo pueden llevar.

Queda, quizá, un poco bobo venir a contar a un blog que lo estoy pasando mal, y a pedirle a Dios, a Alá o a quiensea que esté ahí arriba que nos deje tranquilos un rato... pero siempre viene bien desahogarse.

Por cierto, os dejo como pago por leer mis sandeces una palabra olvidada de mi propia cosecha. Aquí la tenéis.


[1] cija Del lat. sedilia 'asientos'. 1. f. Cuadra para encerrar el ganado lanar durante el mal tiempo.


¡Nos vemos otro día!