2016

Resumiendo mi verano: Literatura y productos audiovisuales.

12:00

¡Hola de nuevo!
Podría poner mil excusas sobre por qué no he escrito en este espacio durante el verano, como había prometido y con la asiduidad que os merecéis. La verdad es que he estado viviendo; viviendo como no he vivido durante todo Segundo de Bachillerato y como creo que me merezco tras haber conseguido la plaza en la Complutense para estudiar Física.

En fin, que me lío(como siempre).
Yo venía a decir que no he escrito, pero he hecho mil cosas y sobre todo, he leído, he escuchado y he visto mil y una cosas más. He aquí el resumen de todas ellas.

PELÍCULAS

El 4 de Junio vi al fin y tras tanta habladuría, la película española Palmeras en la Nieve, protagonizada por Mario Casas y Adriana Ugarte, entre otros.
Esta película trata el tema de las colonias españolas en África y la verdad es que me ha gustado(bastante, teniendo en cuenta la aparición de Mario Casas). 

Punto fuerte: La fotografía.
Punto débil: Tanto mi madre como yo estabamos esperando que Mario Casas se quitase la camiseta antes de que acabase la primera escena; pero no hizo falta ni lllegar al final: la primera imágen de la película es el torso del actor.


El 9 de Junio revisioné la obra cinematográfica titulada Una mente maravillosa, que sigue siendo tan magnífica como la primera vez que la vi. Este filme trata sobre la vida de un famoso matemático llamado John Nash que, debido a su inteligencia y a su asombrosa capacidad para descodificar patrones y códigos es contratado por el Servicio de Inteligencia de la Unión Soviética.

Punto fuerte: Supone un grave spoiler, así que creo que debes descubrirla por ti mismo.


El 12 de Junio volví a ver Las posibles vidas de Mr. Nobody que, si bien la primera vez me dejó tan

patidifusa que no sabía si me había encantado o si había sido un rotundo desastre, la segunda me hizo decantarme por el último pensamiento: DESASTRE.
No me malinterpretéis, me parece una idea genial y complejísima llevada a cabo de un modo brillante pero que ha fallado por la incapacidad de hacerse entender. Tantas vueltas otros tiempos y a vidas paralelas deja perplejo a todo el mundo, y creo que la película peca de arte abstracto.

Punto débil: Confusión.
Punto fuerte: Originalidad.

Seguimos con el cine francés. El 17 de Junio, en una reunión de amigos, decidimos poner Dios mío,
¿pero qué hemos hecho? con la intención de reírnos un rato.

Punto débil: Típica y prescindible, tanto que he tenido que leer la sinopsis porque había olvidado de qué trataba. Los chistes satirizando el racismo rozan lo vulgar.
Punto fuerte: Ligera y amena.




Los días 24 y 25 de Junio vi Alicia en el País de las Maravillas y Alicia a través del espejo, ambas por primera vez.
La primera, dentro de la excentricidad de Johnny Depp que me horroriza, me gustó y me pareció una película bien llevada(dentro de mi punto de vista, ya que no he leído el libro).
Sin embargo, la segunda me pareció una forma horrible de rizar el rizo y de cargarse los magníficos personajes de las cartas, del sombrerero y de la propia Alicia. El Tiempo(es un personaje) podría haber dado mucho de sí sin crear una historia tan absurda.

El 3 de Julio, una amiga y yo comenzamos a ver esta película porque el título y la carátula nos llamó la atención: Ha vuelto. 

No digo que fuese un error, ni que la película sea mala, sino que no fue lo que buscábamos y que ni siquiera fuimos capaces de acabarla.

Con las buenas críticas que tiene, las recomendaciones que me han hecho personas afines a mí y sobre todo, culpando a mi desconocimiento de la naturaleza de este falso documental, le daré una oportunidad seria a esta sátira de la época nazi una tarde que busque algo más que una simple comedia de domingo.

El 3 de Julio, después del intento fallido de Ha vuelto, decidimos ver Sinsajo parte 2. Y no sé qué decir al respecto, sinceramente.

La primera entrega de esta trilogía ya me dejó la sangre como horchata, puesto que para nada me esperaba que fuese a ser así.
La segunda me dejó más o menos como la primera, pero con esperanzas en la tercera y última entrega puesto que ya no había leído la novela.
Craso error. Tras ver la primera parte de Sinsajo, no esperaba nada de su secuela y final de trilogía. Para mi suerte o mi desgracia, acerté de lleno.

Un despropósito.

El día 6 de Julio visioné una de mis grandes pendientes: Filth, el Sucio. Huelga decir que McAvoy estuvo grandísimo, como de constumbre, y me atrevería a decir que incluso más.
Una desvergonzada y muy acertada adaptación de la novela, que a pesar de la carencia de personajes secundarios, es magníficamente salvada por el personaje, el actor y la trama.

Punto fuerte: James McAvoy
Punto débil: El cambio de guión al 80% de la película que deja un sabor amargo por lo vertiginoso de su desenlace.


Quizá mi gusto por el cine no sea tan sutil y ejemplar como el de la crítica española. Tras tanto bombo y platillo, buenas críticas e innumerables premios esperaba una película muy por encima de la media; pero el 8 de Julio, me encontré más bien con muchos silencios, tantos que la película podría haberse condensado en la mitad de lo que es.

Y quizá sea porque soy un ajo, o porque tengo un perro y no me identifico con el dueño y la mascota de la película, pero no me ha gustado.

No desdeño su calidad artística ni la calidad de las actuaciones, solo digo que me resultó soporífera y demasiado larga para lo que ofrece.

Ya era hora de darle una merecidísima oportunidad a este imprescindible del cine de culto.
Si algo caracteriza a este tipo de cine es su capacidad de horrorizarte o maravillarte, pero nunca de dejarte indiferente. He de ser sincera. Al principio te horroriza, después te maravilla, para volver a horrorizarte y maravillarte a partes iguales hasta que descubres que estás disfrutando como la primera vez de Buscando a Nemo en tu infancia. Solo diré: Science fiction, double feature. *tararea*
Una maravillosa película que ha entrado de cabeza en mi lista de Favoritas.
Vista el 11 de Julio.

¿Sabéis de estas veces que queréis ver una película malísima sabiendo a ciencia cierta que lo va a ser? Eso me pasó a mí con Victor Frankenstein.
Me conformo con deciros que en la película aparece mucho más tiempo un mono mutante realizado mediante efectos especiales(bastante cutres) que el propio monstruo de Frankenstein, que además es más bien un intento de Hulk albino.Y ni hablemos de la fidelidad de la adaptación.

Punto fuerte: James McAvoy, siempre.
Punto débil: ¿Qué clase de mono es ese?

Vista el 24 de Julio.


El propio día que vi Victor Frankenstein quedé desolada y decidí ver una película que tenía previsto, me fuera a gustar. Y esa fue Sufragistas, película inglesa de 2015 muy aclamada y que trata de narrarnos la lucha de las "sufragistas" inglesas en su lucha por el derecho al voto.

Punto fuerte: La ambientación, Carey Mulligan y ESE FINAL.
Punto débil: Mi incapacidad de desencasillar a Helena Boham-Carter de sus papeles como Reina de Corazones, Bellatrix o cualquier otro personaje de películas del trío Helena-Burton-Depp.
Como ya he mencionado antes, es indiscutible la calidad de la primera entrega de esta franquicia Buscando a Nemo. Sin embargo, en Buscando a Dory he descubierto, o creído descubrir, un afán de comercializar peluches de baby Dory más que de darnos, tanto a los niños como a los aún-niños que vimon esa película originalmente, otra historia que complemente y nos cuente más cosas sobre la vida de los peces payaso y su eterna y desmemoriada compañera pez cirujano.

Vista el 28 de Julio. Tierna, entretenida y melancólica, pero poco convincente.




La historia de un cowboy que viaja hasta Arabia para competir junto a su caballo, Hidalgo, en una carrera de 3000 millas para dilucidar cual es el corcel más resistente del mundo.

En definitiva, una buena película

Punto fuerte: Mantiene siempre la tensión.
Punto débil: Peca de sentimentalismo trillado al final.




SERIES

Tranquilos, en este apartado terminaré pronto.

JANE THE VIRGIN. TEMPORADAS 1 Y 2.

No puedo dejar de recomendar esta sátira de los culebrones latinos que se convierte a su vez e intermitentemente en comedia y propio culebrón latino.
Porque quién no ha visto a su abuela ver una de estas telenovelas después de comer.

Punto fuerte: Es ligera y engancha como pocas cosas son capaces de hacerlo.
Gina Rodríguez está gigante.
Punto débil: Quedan tres meses para que se lance la tercera temporada.



HANNIBAL. TEMPORADA 1, CAPÍTULOS 1-3.

Después de las ansiosas recomendaciones de varias personas durante AÑOS me he decidido a ver esta serie ya que sale uno de mis actores favoritos EVER: Mads Mikkelsen. Es uno de los mejores villanos que he visto en toda mi vida y, según aumenta exponencialmente mi interés por esta serie a medida que avanzan los capítulos y según la trayectoria que -creo- van a tener tanto Will como Hannibal, creo que me gustará. Seguiremos informando.

LIBROS

Otra vuelta de tuerca, de James Henry.

Esta novela corta sorprende por su capacidad de darle la vuelta a la tortilla(el título no advierte nada tampoco :P), pasando de una historia de fantasmas a un problema mental de la protagonista a la simple percepción de la protagonista, que al no dar todos los puntos de vista da la sensación de historia tétrica sin parangón cuando quizá no lo sea tanto.

Un gran libro que, sin embargo y a pesar de que me haya gustado, sigo sin considerarlo una obra maestra. Quizá porque no encaja del todo en mi gusto.




Trilogía #MiElección, de Elisabet Benavent.



Novela erótica que se transforma en romántica o comedia romántica a medida que avanza. Una historia fresca, entretenida, ligera y adictiva. Quieres saber lo que pasa con tus protagonistas y considero que todos ellos son personajes muy bien desarrollados, redondos y perfectos para la historia y entre sí.



Los renglones torcidos de Dios, de Torcuato Luca de Tena.

Una obra maestra destinada a los estudiantes de medicina/psicología y a los amantes de la novela detestivesca. Esto SÍ es una vuelta de tuerca.

Destacable por su descripción minuciosa y exacta de todo lo que rodea a la protagonista, sobre todo la psicología de los personajes y mucho más elogiable si cabe teniendo en cuenta que el autor se internó dentro de un centro psiquiátrico durante un año para informarse y aprender, así como para hacer personajes creíbles; y creedme, lo consiguió.










Si queréis saber más y que haga una reseña, votad SÍ en la encuesta que publiqué ayer en Twitter:

Mi lectura actual es
Física de lo Imposible, de Michio Kaku,
un eminente físico entrenado en el arte
de matar divulgar Ciencia.
Seguiremos informando.

Y tras este pedazo de entrada que un poco más larga y hago hasta el Wrap Up de Marzo de 2018, me despido no sin pediros perdón por haber desaparecido y de paso os pregunto: 
¿Cuales son o han sido vuestros favoritos de Series, Libros y Películas este verano?

2016

Miscelanea.

16:00

Dime lo que estás pensando...

¿Recordáis aquella red social del guiño azul cuyo máximo interés era ver el estado de los demás y ver sus fotos poniendo morritos y que ahora -bueno, antes de desaparecer por completo- simplemente nos sirve para reírnos de nuestro yo del pasado? Pues yo me acuerdo de que, cada vez que entraba en dicha página, esta me azuzaba con un: "¿qué estás pensando?" que me obligaba a cambiar el estado muchas veces. Y yo qué sé si pondría cosas profundas o si solo pondría letras de canciones, muy profundas también, que no se diga... o si quizá escribiría indirectas al chico de mi clase que me gustaba. No me acuerdo, la verdad; prefiero ser de memoria selectiva.

Lo que quiero decir con esto es que sí, definitivamente estoy de vacaciones. Eso es lo que estoy pensando y no puedo dejar de pensar.

He cerrado la puerta de la última etapa despacito, sin dar golpes y sin molestar a los recuerdos, porque esta etapa que precede al momento actual alberga los mejores momentos de mi vida y también el peor, sin duda alguna; pero al fin y al cabo, es mi vida y no quiero que se descoloque de un mamporrazo de la madera contra el marco de la puerta. Así soy yo.

Pero es que tampoco he dado aún el paso adelante. Estoy en el descansillo entre puerta y puerta, pasando frío por la noche y pasando calor por el día; con hambre, con sed y con ganas de un abrazo que ni me permito ni me permiten, pues no quiero pasar al siguiente registro.

No es la Universidad lo que me da miedo. Lo más duro ya pasó: la espera. Con un 10,759 muy mal debería ir la cosa para no entrar en Físicas(aunque tampoco prometo nada, que luego todo se sabe) y estoy con un pie dentro e intenciones de comerme mi mundo académico; todo desde mi sencillez y mediocridad en el campo, que no se me suba a la cabeza.

Por otra parte, estoy recién apuntada a la autoescuela. Y cuando digo recién, es muy RECIÉN: dos horas aproximadamente. Y qué quieres que diga, quizá es porque he escuchado muchas barbaridades, pero tengo muchas ganas de dar cuenta de que no es para tanto, aunque quizá sí que lo sea, porque muchas personas cogen miedo a cosas que no han probado(en este caso muchas, muchas de ellas son mujeres) y acaban siendo dependientes de un muchacho, de sus padres o sus hermanos. Y creo que ya estamos demasiado avanzados para eso; para ir metiendo miedo a aquellas personas que se quieren comer el mundo inyectándoles miedo a fracasar, ese miedo a fracasar que, por otra parte, corroe de envidia y quiere frenar el progreso de otros.

Quizá me rodeé de soñadores con suerte, de felices sin causa y sin barrera... quizá se me pegó un poco de esa ilusión infantil y los polvos mágicos de Campanilla aún me rondan alrededor.
Pero la vida es sueño... y quiero convertir mis sueños en mi futuro. Pisar fuerte por donde paso y ser reconocida por méritos o por conocimientos, no por haber pisado sobre otras personas o haberlas empujado hasta lo más alto para poder ser su segura mano derecha.

Quiero ser feliz. No sé si me entendéis.

Camino de Santiago.

Sí, chicos, he hecho el Camino de Santiago. Ha sido una experiencia enriquecedora y no como camino religioso, ni siquiera del todo espiritual, sino para retomar un poco la fe... pero la fe en las personas.

Recuerdo bajar colinas a 50km/h con la bicicleta, recuerdo el Monte do Gozo lleno de pequeños saltimbanquis de escuelas religiosas que habían ido, algunos para encontrar a Dios y otros para encontrar lenguas ajenas, de sus compañeros de viaje. 

Pero lo que nunca olvidaré, y digo nunca, es aquella sonrisa en aquella cara llena de cansancio. Cuando pedías cualquier favor y la gente, aunque no te conociera y aunque algunas veces ni siquiera fuese capaz de hablar en tu idioma, te ayudaba. Sin reprimendas, sin excusas y sin pedir nada a cambio. Ese es el alma del camino.

Daban igual los kilómetros recorridos, los calambres en las piernas, las heridas, las ampollas o que nosotros, en bici, fuésemos más rápido.
Era precioso ver a gente hablando sobre sus países, prestándose los garrotes de peregrino para subir cuestas e incluso empujándose... incluso empujándonos, a los ciclistas, cuando no podíamos cambiar el plato o el piñón y la cuesta se nos hacía imposible.

Ha sido una de las mejores experiencias de mi vida y prometo hacer un viaje, mochila en mano y con un solo par de zapatillas, a desgastar las suelas y a quemar el mundo con sonrisas.
Porque cuando te das cuenta de que pocas cosas son esenciales, aprendes a distinguir aquellas que sí lo son, como la bondad, la lealtad, la sinceridad... la HUMANIDAD.

Brexit.

La whovian que llevo dentro se retuerce en mis entrañas y me araña, porque tiene ganas de salir y arrear garrotazos a diestro y siniestro. 

Nunca me he considerado una gran fan de el Reino Unido, lo cual es bastante raro pues es usual encontrar fundas, mochilas, camisetas, zapatos, banderas de Inglaterra... en España como si fuese nuestro país. Porque no queremos ser españoles, eso no nos lo quita nadie; pero el patriotismo con países extranjeros está a la orden del día.

En fin... la verdad es que Inglaterra no me llama especialmente la atención. Es un país con un registro cultural impresionante. Con un amplio contenido audiovisual(ay, mi Doctor, que ya no será europeo. ¿O acaso Gallifrey sigue perteneciendo a la UE?), con un gran espectro literario y con el maravilloso té.

Soy una gran admiradora de muchas cosas de este país anglosajón que tantas risas me ha dado en forma de series, que tantas lágrimas o reflexiones me ha sonsacado desde un libro... pero es que no me centro en todas aquellas cosas buenas que los ingleses me han dado, pues también me gusta la música americana, la cerveza y los coches alemanes y la tortilla de patata española, sin olvidarnos del queso francés, del chocolate suizo o de las maravillas arquitectónicas de Grecia e Italia. 
Es absurdo pensar, tanto ellos como nosotros, los aún europeos, que están por encima o por debajo de nosotros.

Entraron en la Unión Europea con una suerte de situación económica, política y social, teniendo la capacidad de imponer premisas y condiciones para su entrada en el grupo de los 28 de las cuales los demás no obtuvimos beneficio.

Pero no me molesta que se vayan de nuestro nido, de nuestro acuerdo; pues al fin y al cabo la economía tira y es el súmum del poder actual. Lo que me duele es que se haya impuesto un cambio que solo favorece a la élite inglesa simplemente porque se ha convencido erróneamente a los ingleses de que Inglaterra resurgirá cual fénix de unas cenizas que no existen y que serán un gran imperio. Me duele porque para qué, por qué ese afán de superioridad que embarga a la raza humana. Qué sopor.

Ah, por cierto... visto lo visto... suerte para Hillary, lo veo muy crudo.

De nuestro pasado oscuro de Princesas Disney y zapatitos de cristal.

Qué mejor que celebrar el fin de curso con un concierto gratis de un grupo que te gusta. Segovia. Maldita Nerea. Recuerdos con aquella banda sonora que nunca volverán. Ganas de celebrar. De olvidar. De reír. De gritar. De bailar. No, de llorar no. Pero así acabé.

Una muchacha recién graduada, llorando bajo el acueducto donde acuñó los mejores recuerdos de su vida, despidiéndose de él y de todo lo que se unió bajo sus arcos. Llorando a la incapacidad de seguir avanzando, al echar de menos, al ir demasiado borracha para aguantarse las verdades que le queman y que normalmente restringe en un rincón.

Los zapatos de cristal son Dr. Martens; la princesa tiene el maquillaje estilo oso panda y la mirada perdida en el cielo de una noche de finales de Junio, con Mira Dentro de fondo y resonando en las paredes de Cándido, en las paredes de información turística y rodeada de amigas que no pueden entenderlo, no tras tanto tiempo. Y lo siento.


Déjame tu puerta bien abierta, ya sabes que los sueños siempre aciertan...
pero luego tal vez, ALGO NO SALGA BIEN.
Y quiero tu luz bien cerca, y a ti siempre volver.