La simplicidad de un botijo.

20:40

Me he levantado con la certidumbre de saber que iba a reabrir este rincón. No me he preguntado el porqué; la verdad es que ya lo sabía.
Hace tiempo que se me hace cuesta arriba leer el twitter y el blog de algunas personas porque, primero, me resultan hostiles; no me apetece tener relación con ellas. Segundo, porque acabo de darme cuenta de que yo no empecé el blog para que me leyeran. De hecho, no quiero que me leáis. Me explico: Quiero que me leáis, quiero que escuchéis, leáis mis pensamientos y cómo los expreso; pero mi objetivo no es ese. Mi objetivo es dejar de hacer pereza, dejar de quedarme encerrada en mi mente y ponerme delante de una página en blanco a contar una de todas aquellas cosas que quiero escribir y no sé muy bien cómo.
Porque lo que sí tengo claro es que nada va a cambiar si no empiezo a escribir; nunca voy a expresarme como desearía(y como veo que hacéis algunos de vosotros) si no practico, si no fallo, si no caigo.
No prometo asiduidad, no lo hago ahora ni lo he hecho nunca. No prometo calidad, ni cantidad. Solo prometo venir aquí con pensamientos sinceros y con una expresión escrita de todo aquello que intente, aunque dudo que consiga, desmarañar de mis pensamientos.
Me da igual si la entrada tiene la extensión de El código Da Vinci, o si, como esta, no cuenta con más de tres párrafos.

Porque la verdad es que estoy aquí para la que escribe, no para los que leen. Lo siento y gracias.

You Might Also Like

4 comentarios

  1. Yo te leeré. Espero no haber sido una de esas personas hostiles en Twitter xD

    Besos de tinta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precisamente eres una de las que se salva. (Menos mal, me hubiera dado cosa contestar a alguien que no xD)

      Besos de Elefante, pues.

      Eliminar
  2. Me parece genial que escribas para ti ♥

    ResponderEliminar